fbpx

Carta de Hipólito Choren

Ha sido una excelente noticia  haber tomado conocimiento de su desarrollo profesional en Ecuador y agradezco que me enviara, en respuesta a mi solicitud,  un detalle resumido de su formación académica y actividad profesional, en el exterior de nuestro país.

La lectura de los antecedentes que ha enviado  permite determinar que  la opinión, de su capacidad intelectual, por parte de dos docentes de la Facultad Regional Avellaneda de la Universidad Tecnológica Nacional (el Lic. Bodnar y el que suscribe), era correcta.

Rápidamente sus ideas fueron comentario de los profesores, pero no en forma de elogio, sino todo lo contrario, porque interpretaban que sus razonamientos inductivos, conducían a conclusiones inexactas y en el mejor de los casos inciertas.

Recuerdo que al poco tiempo de su ingreso, en el primer año de la Facultad, comenzó a tratar de interesar a sus profesores, sobre las ideas que había elaborado, en relación a la neurociencia y la gestión del conocimiento. Rápidamente sus ideas fueron comentario de los profesores, pero no en forma de elogio, sino todo lo contrario, porque interpretaban que sus razonamientos inductivos, conducían a conclusiones inexactas y en el mejor de los casos inciertas. En definitiva, lo consideraban una persona con iniciativa, pero con interpretaciones y conclusiones erróneas, las que defendía con convicción, y por ese motivo lo consideraban algo alocado.

Tomando conocimiento de la situación, consideré necesario tener una reunión, para evaluar personalmente, si las conclusiones de los docentes eran correctas. Recuerdo que la reunión que realizamos fue muy extensa, y en los argumentos utilizados por Ud., para explicar sus ideas, se notaban algunas limitaciones en el nivel teórico (obviamente recién comenzaba su carrera universitaria), pero las ideas eran, en muchos casos correctas y podían ser fundamentadas con mayor precisión.

Ante esta situación decidí hacer una nueva reunión con Ud., y el Lic. Bodnar, para determinar en conjunto, si mi análisis era correcto.

El Lic. Bodnar, coincidió con mi interpretación, y se ofreció para analizar con mayor detalle sus propuestas, lo que condujo a que trabajaran en conjunto y concluyeran formando el Grupo de Neurosimulación Aplicada.

Posteriormente determinamos que su orientación no era, a nuestro criterio, hacia la ingeniería sino que estaba muy relacionada con la capacitación, formación, evaluación y concientización de los recursos humanos, y por ese motivo le recomendamos, que como primera etapa de su formación cambiara de especialidad, siguiendo la Licenciatura en Tecnología Educativa. Sin duda esa decisión de su parte, fue muy oportuna, quedando demostrado, por la importante formación académica alcanzada posteriormente y la actividad profesional desarrollada.

Por lo expuesto quiero expresar mis felicitaciones, por el éxito profesional logrado, por su dedicación y capacidad, y sin ninguna duda por el apoyo de la familia, ya que sin este último no hubiese sido posible.

Cordialmente

Hipólito Choren

Carlos Rossi

Experto en conducta humana, neurociencia y productividad. Coach de cientos de directivos y miles de profesionales de organizaciones en 32 líneas de negocios. Consultor de Recursos Humanos con más de 20 años de experiencia, investigación y desarrollo de herramientas.

Está certificado como Coach SEI® por Six Seconds®, en Social Style Model por Tracom® y en Balance Scored Card por Palladium®.

Cuenta con dos Doctorados, uno en Recursos Humanos y otro en Educación, y Maestrías en Neurociencia y Gestión del Conocimiento. Ex Oficial de la Fuerza Aérea de Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *